8.5.07

Opinions ...

Dipofilo II / 307

El que segueix és fruit de l'intercanvi de comentaris al blog de Juan Pedro Quiñonero: Una temporada en el infierno.

El seu post titolat ...

¿Puede salir Francia de la espiral demagógica que la ha empobrecido..?

inclou una entrevista de JPQ amb "
"Jacques Marseille, catedrático de historia de las ideas económicas, en la Sorbona. Su obra ha contribuido de manera significa a revelar los orígenes de la crisis de Francia y la urgencia de una ruptura con 25 años de demagogias de izquierda (François Mitterrand) y derecha (Jacques Chirac)".

Y en una de les seves rèpliques diu això:

"La campaña socialista contra Sarkozy ha tenido todos los ingredientes del odio absoluto, con flecos racistas. Se ha ironizado de manera odiosa sobre su físico. Se han criticado sus orígenes de hijo de un inmigrante, un extranjero. En ese punto, las críticas de la extrema derecha han rozado la xenofobia racista. Hay que remontarse a los ataques de las extremas derechas, contra Leon Blum, en los años treinta, para recordar algo semejante. El resultado de la campaña contra Sarkozy, desde la izquierda socialista, ha sido eficaz y revelador, hasta conseguir que un 35 por ciento de los franceses digan detestar a Sarkozy. Se trata de un tema y una situación típica de guerra civil."

Aquest punt és el que em va fer pensar una mica y em va decidir a deixar el meu comentari.
Segueix una rèplica de JPQ al meu comentari . I per acabar -per al·lusions- ;-) la meva recent rèplica. Paraules, paraules, paraules ....


  1. Sani dice:

    Hola a todos,
    A ver, de todo lo escrito lo único que me enerva, por así decirlo, es leer esto:

    “Hay que remontarse a los ataques de las extremas derechas, contra Leon Blum, en los años treinta, para recordar algo semejante. El resultado de la campaña contra Sarkozy, desde la izquierda socialista, ha sido eficaz y revelador, hasta conseguir que un 35 por ciento de los franceses digan detestar a Sarkozy. Se trata de un tema y una situación típica de guerra civil.”

    Bueno, la idea que la propaganda actue en plan hipnotizador y manipulador sobre nada menos que el 35% de los franceses … eso me parece un desbarre total y absoluto, *venga de quien venga*. [Ho afirma J. Marseille, catedràtic d'Història de les Idees a la Sorbona]

    Aunque esté feo decirlo, me parece más razonable argumentar que en Francia como en España hay dos bandos, y por lo tanto - que de uno de los dos bandos te guarde Dios- en el espectro que va de la suave y educada oposición hasta el odio, el caldo ya está en la olla, y el grado de enfrentamiento viene dado por la circunstancias. En esa elección se han tensado todos los arcos porque todo el mundo ha considerado la dimensión de lo que había en juego …
    O sea que dudo mucho que la propaganda consiga entontecer a todos más de lo entontecido que cada uno ya esté. Ni allí ni aquí hay tanto tonto manipulable…

    En España, el PP actual también intenta sembrar odios pero no conseguirá salirse con la suya.
    O así lo veo yo, claro …


  2. JP Quiñonero dice:

    Sani,

    Quién salió en defensa de Sarko, en el Nouvel Observateur, fue Claude Lanzmann, que, como sabes, es director de Le Temps Moderns, la revista fundada por Sartre. Sin desvelar secretos de alcoba, tampoco fueron un secreto las relaciones sentimentales entre Lanzmann (defensor de Sarkozy en el Nouvel Obs.) y Mme. Simone de Beauvoir,

    Q.-

    PS. Lo de extrapolar Spain and France, derechas e izquierdas, NO me parece Nada Sensato. Que cada palo aguante su vela. Esas generalizaciones abren el paso a todos los populismos, a todas las demagogias y a todas las manipulaciones.


  3. Sani dice:

    Dear JP,
    A ver, aquí no te sigo, porque es como si fueran comentarios completamente cruzados, sobre contenidos absolutamente distintos.

    1. En mi comentario, el grueso de lo que digo es que me parece que el 35% (por no decir el 46%) de los franceses ya era anti-sarkozy antes de la propaganda electoral que se ha cebado en él con todo tipo de argumentos, los válidos y los de muy baja calaña: lo que tu llamabas Tormentas de basura
    Esto explica -que no justifica- el “todo vale”, incluído lo éticamente reprobable.
    Y pienso que la novedad estriba en que produce en tiempos de Internet y de Blogosfera, o sea en un medio en que se sabe de la amplísima e inmediata difusión y repercusión mediática de cualquier chiste o bajeza…

    2. Las estrapolaciones y la comparaciones, aunque algunas resulten ridículas, son completamente normales. Cuanto menos son “irrefrenables” para la mayoría de los modestos estrategas y politicólogos de café (entre los que yo me cuento).
    Intentamos mezclar todo y comparar todo para ver claro, no para manipular. Sólo para entender y para entendernos entre nosotros. Y diría más, también para intentar aprender en cabeza ajena… ¿me explico?
    No confundamos las cosas: la mayoría de comparaciones o extrapolaciones demuestran justamente la necesidad llevar a terreno vital lo que ocurre en terreno ajeno. Esto acostumbra a ser equivalente de una confesión de “ignoracia” … no de “sabiduría “… ;-)
    Ya me gustaría a mi poder hacer finos y sesudos análisis de la política francesa y limitarme a ella, pero no es mi profesión y además tengo sentido del ridiculo!

    3. Eso sí : no te extrañe, que cuando oigo “odio” me venga a la cabeza la actual dirección del PP…y su infame estrategia de siembra de mentira y cizaña, de odio y desprecio a los todos nacionalistas, catalanes o vascos … que se parece mucho (o supera en diabolización) a la campaña anti-sarko.
    ¿Y no tiene Gallardón algo de Bayrou? ¿No necesitan también aquí las izquierdas hacer “algo”? ¿ Crees que Sarkozy se manchará la mano saludando a gente de la ralea de Acebes o Zaplana…?

    Yo también me opongo a las generalizaciones, no creas, y comparto totalmente tu apreciación pero, JP, este no es el caso..
    Yo no generalizo, me libren los dioses. Aquí se trata de asociaciones mentales, que son como los sueños y las pesadillas : dan lo que dan y son incontrolables!
    ¿Una nueva ocasión para constatar que “Nobody is perfect”?
    Sí, vale, pero una vez asumido para siempre, luego ¿qué?

    Cúidate.
    __________________

    PS
    Tu paseo quasi melancólico por París es -también -
    un precioso poema en prosa. Chapeau !

3 comentaris:

Sani ha dit...

Afegeixo aquí el comentari que he penjat a can JPQ.

JP Quiñonero dice:

May 8th, 2007 at 8:27 am
Mein lieber Sani,

La campaña del Odio contra Sarkozy está abrumadoramente documentada. Basta con recordar las primeras páginas de Le Monde del último trimestre. ¿Hay que remontarse a los ataques de la extrema derecha contra Leon Blum para encontrar algo parecido en la historia de Francia? Es lo que piensa Max Gallo, que fue portavoz de Mitterrand y ha escrito no sé cuantos libros de historia. Ver entrevista en este Infierno.

¿Con quien se puede comparar a Bayrou en España..? Hay que buscar un personaje que haya sido católico prácticamente durante 45 o 55 años, haya militado en todos los partidos demócrata cristianos de otras tantas décadas, haya sido ministro muy conservador en sucesivos gobiernos conservadores desde 1986… y, finalmente, haya terminado traicionando a sus íntimos (no solo políticos…), para satisfacer una ambición “centrista” que nadie le había conocido desde que había entrado en política, hace varias décadas. En el terreno de la vida política, creo que ha maniobrado con habilidad, tomando posiciones para las presidenciales del 2012. En ese punto tiene todo mi respeto práctico ante un político maniobrero de la vieja escuela. Cuando esa forma de comportamiento se consuma sin pretender dar lecciones de “ética”, la cosa es soportable, incluso puede ser indispensable. Pero, por favor, cuando esos personajes pretender convertirse en árbitros de “moral”, “principios”, etc., siento ganas de vomitar. En el terreno de la ética, esos comportamientos pueden nombrarse con calificativos de tipo más o menos tabernario.

En Spain, ponerse a predicar la causa de Bayrou en los púlpitos escritos o audiovisuales es algo que, en París, suena a algo peor que irrisorio: huele a ignorancia maniobrera.

Q.-

________

Sani dice:

May 8th, 2007 at 1:48 pm
Ok. Sí a todo , “mon semblable - salvando todas las muchas distancias, claro,- mon frère …

Y me parece bien que sientas por Bayrou tanta simpatía. Un católico practicante presidente de la República francesa … ¡ sería de órdago revolucionario!
El centrismo, “el equidistar”, equivale de algún modo a querer estar bien con todos, y eso, como se ha visto más de una vez, es de hipócritas y/o cobardes.
Máxime cuando al interfecto le ha entrado centrismo a última hora, más allà del mezzo del camino de su carrera política. Hay plumeros que se ven desde muy lejos.
¿Quién decía que para tener amigos hay que saber tener enemigos?
No sé si quien eso afirmaba tenía razón, paro me parece “ben trovato”.

Centrar al PP. Una viñeta, creo que el diario Avui de hace unas semanas, mostraba un barco bastante escorado “a la derecha”, y la leyenda rezaba algo así: “Rajoy, para centrar al PP habría que echar por la borda a Acebes y a Zaplana”.
¡Pero era sólo un inocente chiste político!
_______________________________

Júlia ha dit...

He seguit, des de la meva ignorància, el vostre debat. Malauradament, les campanyes electorals, des de tots els fronts, recorren a aquesta mena de desqualificacions i jocs bruts, el pp és un cas paradigmàtic, però també ho han fet les esquerres, cosa que no m'agrada dir, però que és així. Encara recordo al mateix Benet, persona respectabilíssima, bandejada de la política massa aviat, parlant de les desagradables desqualificacions que es feien de Jordi Pujol durant una campanya, es recorre al físic, a anècdotes.

Ara mateix, a les municipals, ja es veu com han reaccionat, afortunadament, els periodistes. Els eslogans televisius són per riure si no fessin plorar, no es parla en profunditat de coses serioses, només de passada i fent promeses etèries i inconcretes, la demagogia més absurda es posa en joc. Sobre temes com la immigració, o bé es fan volar coloms des de les esquerres o bé se'ls demonitza de la forma més punyent des de les dretes. Crec que la sensació de triar entre el dolent i el pitjor ja fa temps que ens passa, als votants.

En algun lloc crec que dius, més o menys -el debat és tan llarg que potser no m'explico amb exactitud- que a França hi havia dos bàndols, jo crec que enlloc hi ha dos bàndols, sinó molts matisos, però a l'hora de la veritat sembla que només pots ser 'dels uns o dels altres'. Cal dir que el verbalisme progre, que s'autoanomena 'esquerrà de veritat' i coses així, mentre viu de forma totalment aburgesada i s'arrecera amb el poder quan cal, resulta sovint dramàtic i a molta gent ja no li fa ni fu ni fa. Segolene ha caigut massa en això, en el tòpic i en les grans proclames poc clares, suposadament progressistes, crec jo.

Certament, aquí, ara, no tenim una dreta espanyola, sinó una extrema dreta. Llàstima, perquè ja fa anys que es troba a faltar un partit conservador 'civilitzat' a nivell peninsular, estil convergència.

No hauria de ser així, però sovint es vota la persona, i així tenim felipistes, pujolistes... després d'aquests líders, la cosa costa de remuntar, perquè, moltes vegades, ells mateixos cremen els possibles successors.

El fet és que plana un immens desengany damunt de la política en general. Jo crec, que, tot i comptant amb l'efecte anti Le Pen, el nombre de votants a França és una dada molt positiva, crec que, al menys, Sarkozy i Royal han aconseguit moure la gent, cosa remarcable, tal i com anem.

Júlia ha dit...

Sobre el fet que no tenim una dreta, afegiria que tampoc no tenim una esquerra, sinó una mena de socialdemocràcia d'estar per casa, i encara gràcies.